PROYECTOS
EVENTOS
NOTICIAS
PERSONAS

Intelag, desarrollo de hardware y software para una nueva agricultura inteligente

Publicado por Carolina Conejeros Saavedra, el día 26 de Julio de 2017.

Intelag es un emprendimiento alojado en el FabLab U. de Chile, que ayuda a los agricultores a aumentar el rendimiento de sus cultivos. Mediante sensores, este sistema recolecta datos, y predice fenómenos, ayudando así a mejorar la toma de decisión.  Además, recientemente fueron seleccionados entre los 50 emprendimientos de todo el mundo para competir en el programa francés Hello Tomorrow”

imagen de artículo

 “Cuando llegamos a la idea de hacer algo con agricultura fue porque nos dimos cuenta que faltaba tecnología. Fue ahí que comenzamos a desarrollar nuestro conocimiento en esta área para resolver el problema de los datos”, señala Nikita Gulin, co- fundador y CEO de la startup Intelag, que desde el año 2016 trabaja en el FabLab U. de Chile, desarrollando un sistema de Hardware y Software destinado a los agricultores, para una agricultura inteligente.


A pesar que Intelag se formó acá en Chile, la idea surgió en Londres cuando Nikita Gulin, quién estudió Finanzas, trabajaba en un banco, aunque su interés estaba por desarrollar un emprendimiento.  Estando en Inglaterra postuló al programa Startup Chile, del cual fue seleccionado. Sin saber español, junto a otros dos socios llegó a nuestro país. Sin embargo, al pasar un año el equipo seguiría rumbos distintos.


Fue así como Nikita, de nacionalidad rusa, junto al chileno Sergio Cárdenas, desarrollador de Software, comenzaron de cero, formando la empresa Intelag.  Luego, en noviembre de 2015, se sumó al equipo, Adolfo Donoso, agrónomo de la Universidad de Chile; y posteriormente, Francisco Reyes, ingeniero civil eléctrico de la FCFM. “Mi trabajo consiste en diseñar y fabricar la electronica de varios componentes, en particular de la estación base, y de los sensores de aire. Esta labor la realiza también Kirill, en Rusia, otro de los integrantes de Intelag”,  comenta Francisco.



Intelag  Adolfo y Nikita

      Adolfo Donoso y Nikita Gulin en el invernadero de producción en maseta de arándanos de Hortifrut.


 Mediante sensores, el equipo de Intelag recolecta datos más precisos de los campos, mejorando la toma de decisiones. De esta forma, el agricultor podrá medir características claves de la tierra y el medio ambiente, como la humedad del suelo, la  temperatura del aire, humedad relativa y radiación solar en tiempo real. El software le brinda al productor recomendaciones más ajustadas a sus necesidades basadas en los últimos datos recogidos.   “La información es en tiempo real por lo que nuestros clientes pueden tomar la decisión lo más rápido posible”, explica Nikita.

Posteriormente de un año de desarrollo de Intelag surgió la oportunidad de trabajar y desarrollar su producto en el FabLab U. de Chile. “El gran aporte del FabLab fue entregarnos un espacio, que es idóneo para trabajar en hardware. Y en segundo lugar, las impresoras 3D son fundamentales en todo prototipo de hardware. Además, la asesoría técnica del equipo del laboratorio es muy constructiva”, señala el ingeniero eléctrico de la FCFM.


Intelag Francisco Reyes

             Francisco Reyes, ingeniero civil eléctrico de la FCFM, instalando la estación micrometereolgía                                                                                                         en un huerto de manzano de alta densidad


 Por su parte, también Nikita cuenta que antes de ingresar al Programa Hardware Startups del Fablab U. de Chile, su manejo con las tecnologías de fabricación digital era solo superficial. Fue en este laboratorio que aprendió a utilizar las herramientas y donde conoció la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (FCFM).  “Para nosotros es un gran valor ser parte del FabLab U. de Chile y también poder realizar la calibración de nuestros sensores en uno de los departamentos de la FCFM”, señala el CEO de Intelag.


Refiriéndose al desarrollo de la tecnología en agricultura, Adolfo explica que “existen los mismos modelos de softwares desde hace 10 años. Muchos de estos modelos requieren de una persona que con un pendrive obtenga los datos del sensor, conocido como el nombre de Data Loger. Nuestro logro ha sido que esta información la obtenemos por radiofrecuencia y luego la subimos a internet”, explica el Adolfo.


Igualmente, otro de los progresos que ha logrado el equipo de Intelag es trabajar con AFE (Agrícola Forestal El Escudo), empresa familiar chilena, ubicada en la VII región, dedicada a la producción de jugos naturales. Con esta empresa Intelag ha puesto a prueba exitosamente todos sus sistemas operativos, logrando enviar información a Rusia mediante el paquete tecnológico que ha desarrollado Francisco. Junto con ello, también ha comprobado el funcionamiento de los modelos agronómicos de la plataforma, parte del trabajo que ha realizado Adolfo junto a su colega Constantino Barrios, quien desde Argentina colabora con Intelag.                                                                             

Gracias a los distintos programas de incubación que existen a nivel mundial han logrado avanzar en el desarrollo de esta empresa, entre los destacan, además de Startup Chile, French Tech Ticket  (Francia), Ingenio  (Uruguay) y recientemente fueron seleccionados por la aceleradora de startups de Puerto Rico, Parallel 18. “Éste programa es muy parecido al Startup Chile. Su foco está en la comercialización. Actualmente, nosotros estamos en esa etapa, empezamos a cerrar contratos con clientes”, cuenta Nikita.

Y las buenas noticias para el equipo de Intelag no paran: fueron seleccionados entre los 50 emprendimientos de todo el mundo para competir en el programa francés en ciencia, tecnología y emprendimiento, “Hello Tomorrow”.

En cuanto a los próximos pasos de Intelag, Nikita se irá a vivir a Puerto Rico, como parte del programa Parallel 18  del cual fueron seleccionados; Sergio, continuará su trabajo desde Francia, con motivo del programa French Teck Ticket, del que fueron seleccionados; Kirill, seguirá desde Rusia y, Adolfo y Francisco, continuarán desarrollando en el Fablab U. de Chile. “Nuestros desafíos a futuro es lograr la validación científica comercial. Nuestro objetivo es estandarizar el manejo y la capacidad de uso que tiene nuestro servicio, además de poder convencer a otros agricultores a utilizar este tipo de tecnología,”  puntualiza Adolfo.


Enlaces relacionados:www.intelag.net 


 

COMPARTIR